La Muralla: de Ligia Urroz

Por Cairo Amador Esta novela versa sobre la vida en un pequeño y empobrecido pueblo de México. La vida cotidiana de sus habitantes, en especial de su personaje principal Maria Charbel SOLORIO SANCHEZ. “Nacida una tarde gélida de diciembre y que desde entonces estuvo marcada para el Norte” todos tenían ese vaso comunicante, parientes que se habían querido trasladar al norte y no pudieron, otros rechazados por las autoridades migratorias, otros ultrajados en viaje, otros simplemente ya no son de este mundo. Todos ELLOS SUJETOS A FUERZA CENTRIPETA DE ATRACCION FATAL PARA MUCHOS DE MIGRAR AL PAIS DEL SUEÑO AMERICANO. Este es su gran tema… Si bien es cierto que la lectura tiene múltiples aristas, aquí convergen muchas de ellas en señalar esta obra, como llamada a perdurar, la vejez de lo nuevo (Goytisolo) se reitera en el tiempo sin que sus palabras marchiten, al contrario pesa más su presencia cuando la realidad supera a la ficción. Igual que el viejo Don Porfirio cuando expresó; Pobre México tan largo del Dios y tan cerca del diablo. Al final esta es una descripción de una relación de vecinos distantes (Alan Riding). Acentuado su mensaje con el actual presidente de Estados Unidos. Coincido con los muchos comentarios que ha suscitado esta obra en el sentido que esto no comenzó en el desierto. Como la misma autora reconoce, ella fue migrante de Nicaragua a México. De clase media si se quiere, con algunos recursos familiares como en alguna manera fui yo también, pero migrantes al fin. Migrantes en olas como suelen darse estos fenómenos. Esta novela, vibra, vive y es la hija del sol (literal, en pleno desierto), atrapadas por las estrellas que casi en cada capítulo sintetiza su contenido. Su literatura es dinámica, su narrativa sensible, expresada con sus actores que tienen su propia personalidad. La vida apacible del pueblo, con su hostal, su partera y su competencia, un señor que cuando joven estudio un año de medicina. El oficio de jimadoras, desconocido por quienes toman ese tequila sin saber ni su proceso y menos sus costos sociales, era una de las fuentes de trabajo importantes. Una señora que llega al pueblo casi como el gitano de García Márquez, sin saber de dónde surgió. Lleva con ellas yerbas y perfumes y recetario practico: Guayaba para la diarrea; Guaco para el dolor de costilla; Romero con guaro para la impotencia; Romero sin guaro, pero con agua para el dolor de cabeza… (Me queda en el aire el efecto del guaro); Valeriana para el insomnio; Albahaca para el aliento etc. Todo desarrollándose junto a una maravilla de paisaje que convive con una cotidianidad...

Read More