La gesta de los indios fecheros en San Jacinto en 1856

 Indio flechero / Batalla San Jacinto, mosaico de azulejos policromados, cm.300×300, año 2014. Ubicado en la Cancha del Brigadista en Matagalpa-Autor Ricardo Antonio Gómez.
Indio flechero / Batalla San Jacinto, mosaico de azulejos policromados, cm.300×300, año 2014. Ubicado en la Cancha del Brigadista en Matagalpa-Autor Ricardo Antonio Gómez.
-Por Eddy Kuhl-

Se reunieron en la ciudad de Matagalpa, donde armaron con parte de los 300 rifles traídos de Guatemala a algunos indios que sabían operarlos,  esta columna salió a pie el 9 llegando el dia 11 de septiembre, y según el sargento Carlos Alegría, testigo presencial en la batalla de 1856, en carta escrita ya retirado en Masaya en 1886, dice…

Leer texto escrito por Eduardo Ramón Kühl Aráuz (Eddy Kühl)

La Gesta de los Indios Flecheros en San Jacinto en 1856

La batalla de San Jacinto

 
Ver  Vídeo

e información sobre: La Batalla de San Jacinto

infografia batalla de san jacinto

________________________________________
 
También les dejamos este texto didáctico 14 de Septiembre… sobre este hecho histórico de Nicaragua, narrado por el escritor y profesor Pedro Alfonso Morales.
 

14 de Septiembre…

  La maestra nos dijo:

—¡Vamos para San Jacinto!

—Qué bien —le dije— por fin voy a conocer los hervideros.

—No baboso —me dijo la Tina— San Jacinto es la batalla.

El 14 de septiembre me levanté muy temprano. Desde el 12 estaba feliz y brincaba como potrillo. El 13 se me pintaban arcoíris en el horizonte. Por primera vez, la escuela  iría de paseo. Las escuelas casi nunca van de paseo con nosotros.

La mañana se hizo neblina y no miré a mi madre poniéndome la camisa blanca y el pantalón azul. Me puso la colonia de niño y me hizo el partido en la cabeza. Me dio el morralito de tamales y cuajadas para el camino.

El bus no llevaba prisa, porque caminaba despacio. A veces, renqueaba, como si le faltara una llanta. Todos íbamos felices y contentos, porque nos llevaba la maestra. Por fin, la escuela iba a pasear con nosotros.

Llegamos a la hacienda y todos corrieron bajo sus aleros y corredores. Allí miraban los pertrechos militares, las armas usadas, los partes, y la joven guía diciendo que por aquí pasaron, por aquí se fueron, por aquí no.

Yo me aparté del grupo. Me fui detrás de la hacienda y busqué el vestigio del pasado. No entendía por qué una batalla en una hacienda. Por qué una batalla entre los corrales de piedra. Por qué una batalla en la mañana.

—Mirá —me dijo el hombre que estaba allí— el primer combate fue el 5 de septiembre de 1856. El primer muerto fue el cabo Julio Rocha y hubo varios heridos: Carlos Alegría, Abelardo Vega y Crescencio Ramírez.

—¿Por qué la batalla en una hacienda?

—Ve, chavalo, sos malévolo. La razón es sencilla: los filibusteros robaban ganado para vivir. Acordate que estaban en Granada; Managua ni siquiera existía.

—Y ¿de quién era la hacienda ganadera?

—Ah, un viejo rico: Miguel Bolaños.

—¿Por qué una batalla tan de mañana?

—Sencillo mijo: por estos lados viene la bruma en la mañana. El combatiente aprovecha la nebulosa y se te mete al aposento.

—¿Qué hacía esta gente en nuestras tierras?

—¡Ah, chavalo, buena pregunta, pero esa es otra historia…

—¿Cuántos combatientes pelearon?

—Bueno, eran más de 200. Nosotros éramos 160 y llegaron 60 flecheros. Fijate que todos estaban desayunando. De pronto, el vigía Faustino Salmerón, dijo: ¡Ay vienen los filibusteros, chiquito lindo! ¡Son como 300!

El coronel Estrada, dividió a la gente: Liberato Cisne en el corral de piedra; Francisco Avilés en la casa hacienda; y Francisco Sacasa en el corral de madera. Los filibusteros hicieron lo mismo: Byaron Cole y Roberti Milligan por el corral de madera; Calvin O´Neal por la casa hacienda; y Lewis D. Watkins, por el de piedra.

Fueron cuatro horas de lucha fiera del 14 de septiembre de 1856. A las 9, los filibusteros rompieron el cerco, pero Estrada maniobró con Miguel Vélez, Alejandro Eva y Adán Solís. A las 10, se reagruparon los filibusteros. Estrada envió a Liberato Cisne, a José Siero y a Juan Fonseca y atacaron por la retaguardia. El coronel Patricio Centeno arrió las yeguas y los caballos y los filibusteros huyeron despavoridos.

El capitán Bartolo Sandoval y el teniente Miguel Velez, los persiguieron hasta San Ildefonso. En ese viaje, debido a la fatiga, murió el sargento Francisco Gómez. Allí, Faustino Salmerón mató a Byron Cole y 26 muertos en combate. Nosotros: 10 muertos y 7 heridos.

—Y ¿cómo se llama usted? ¡Sabe mucho de historia!

—Andrés Castro.

 

(Pedro Alfonso Morales, Telica, 12 de septiembre, 2014).
 
 
 
 

CLÁSICAS Y SENSUALES: CUARTETO DE VIOLINES BOND

bond1

Por primera vez en Nicaragua se presenta el Cuarteto de violines Bond,quienes ofrecerán un espectáculo de sensualidad y talento musical este próximo jueves 24 de julio, a las 8:00 p.m., en la Sala Mayor  del Teatro Nacional Rubén Darío. Entrada 80, 50 y 30 dólares.

Este cuarteto de cuerdas británico/australiano interpreta crossovers clásicos. Ellas son: Tania Davis en el primer violín, de Sydney, Australia; Eos Chater, segundo violín, de Cardiff, Gales; Elspeth Hanson, viola, de Londres, Inglaterra; y Gay-Yee Westerhoff, cello, de Hull, Inglaterra.

Elspeth Hanson ingresó en el 2008 a la banda, en reemplazo de Haylie Ecker, quien fue primer violín del grupo, y es Haylie la que aparece en este video, dado que corresponde al concierto dado en el año 2001, en el Royal Albert Hall, situado en South Kensington, distrito de Kensington y Chelsea, en la Gran Londres, Inglaterra. bond se escribe con letra inicial minúscula, debido a que “Bond” y “BOND” son marcas registradas.